Puerto Ayora se mueve en Bici y tú también puedes hacerlo

Puerto Ayora se mueve en Bici y tú también puedes hacerlo

28 Agosto , 2014 / Ecuador Travel

La ciclovía de la Av. Charles Darwin. Foto: Sarah Carrozzini.

“La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibro hay que seguir pedaleando”

Albert Einstein.

 Sarah Carrozzini

Moverse en bicicleta es parte de la cultura en Puerto Ayora. Es más, puedes ver a tantas personas paseando en todo tipo de bici que te provoca subirte en una. Está tan adaptado esto de ir  sobre dos ruedas que tal vez prefieras conocer más lugares de esta forma. Y es que como cualquier otro centro de cualquier otra ciudad, su movimiento reúne a todas las personas, residentes o de paso, en un mismo punto que en este caso es el malecón. Aquí puedes seguir por una ciclovía que atraviesa en más de un kilómetro a la Charles Darwin, calle principal que pasa por muelles recordando el nombre del naturalista inglés que evolucionó la ciencia y a Galápagos.

Puerto Ayora es el corazón de Santa Cruz, una de las trece islas más grandes del archipiélago de Ecuador. Esta pequeña ciudad cuenta con una variada infraestructura turística y también rememora historia, ya que lleva el nombre de un ex presidente del país, Isidro Ayora. “Y aquí voy a estirar mis huesos”, se escucha del taxista “Polito” mientras hace un cambio y continúa manejando. Él es un colono que llegó desde Guayaquil hace 20 años porque sobre todo aquí: “Hay tiempo suficiente para hacer bicicleta, indor y fútbol”. Parecería que todos acomodan su tiempo para andar en bicicleta, rodar sin tener vergüenza bajo el sol, durante la noche o a la salida del trabajo.

Habitantes de Puerto Ayora observan un partido. Foto: Sarah Carrozzini.
Habitantes de Puerto Ayora observan un partido. Foto: Sarah Carrozzini.

“Hay tiempo suficiente para hacer bicicleta, indor y fútbol”

Y no es un mito que las personas que andan en bicicleta se ven más relajadas o apartadas de la depresión, más aún si están rodeados de una naturaleza tan especial como la que puedes encontrar en Galápagos. Al parar cerca del parque, me acerqué a Joel, un galapagueño de 18 años que cargaba una mochila en la espalda, camiseta de All You Need Is Ecuador y unas cuantas pulseras en su brazo: “Es distinto andar en la playa, estás junto a todos tus amigos y además las cosas están muy cerca”, me dice mientras se ríe y da vueltas al manubrio de su bici.

Cultura de Galápagos
Joel con su bicicleta. Foto: Sarah Carrozzini.

 

Viajar en bicicleta, viajar con libertad: parte de la cultura de Galápagos

Es así como puedes permitirte conocer lugares a un ritmo diferente que los demás y, así también eres parte de todos aquellos que buscan el menor impacto de contaminación en la isla. Hay distancias cortas que están especialmente dedicadas para ir en bicicleta; aunque excederse en kilómetros o en cuestas muy altas pueden complicar todo esfuerzo físico que logres. Es mejor considerar marcar rutas.

Puedes permitirte conocer lugares a un ritmo diferente que los demás y, así también eres parte de todos aquellos que buscan el menor impacto de contaminación en la isla. 

Al pedalear junto a la brisa del mar podrán acercarse hacia los pelícanos y lobos marinos que se pasean libremente, sin miedo, casi partners de los pescadores, quienes mueven cajas trás cajas de pescados en el muelle. Y si continúan un poco más, un poco hacia los senderos, podrán encontrarse con toda clase de aves, incluyendo al símbolo de esta encantadora isla, los piqueros patas azules.

En la noche se enciende Puerto Ayora concentrando a todos en su parque, ubicado detrás del muelle principal que cuida barcos turistas, yates privados y botes pesqueros. Las bicicletas pueden dejarse sin ningún problema en las estaciones o en los muelles, sitios donde la mayoría no tienen costo. Varios locales ofrecen el alquiler de bicicletas, por si no disponen de una propia, y pueden ser reservados por una hora , medio día o día entero (El alquiler por medio día podría costar $10 dólares).

 

¿A dónde ir en Bici por Santa Cruz?

Puedes tomar la ciclovía desde Puerto Ayora y dirigirte hacia la Estación Científica Charles Darwin, que es un centro de crianza para tortugas gigantes. En esa visita podrás encontrarte con más colonos, restaurantes, diferentes galerías o un parque muy singular creado con cerámicas de colores.

Otra gran experiencia en bicicleta se ubica a 2 km del centro, una vía que se toma camino a Bahía Tortuga, donde podrán descansar y explorar en una extensa playa blanca, hábitat de iguanas marinas, cangrejos, pájaros, tortugas, lobos y tiburones de aletas blancas. Y si buscas aumentar tu ritmo cardiaco, puedes intentar subir hasta la parte más alta de esta isla, donde te encontrarás a los Túneles de lava y a los cráteres Los Gemelos. La libertad de manejar tu volante por Puerto Ayora la tendrás tú.