5 platos que recuperan los sabores guayacos

Also available in english.

Nuestra propuesta va más allá del tema culinario. Se trata de recuperar las tradiciones, los aromas y la identidad gastronómica de Guayaquil, la “Perla del Pacífico”, que te recibe con los brazos abiertos y excelentes recomendaciones culinarias que llenan de sabor y vida en la visita al destino. Escoger cinco (5) platos es una tarea difícil, debido a que la urbe presenta una extensa variedad de preparaciones y combinaciones.

El encebollado: Entre los favoritos de todos, el famoso encebollado. Se compone de albacora, yuca, tomate, cebolla colorada y otros ingredientes, la exquisita preparación cautivan los paladares. Tiene recetas variadas, y como casi todo en la cocina, cada receta tiene su toque personal.

Los primeros vestigios de la aparición del encebollado en América se remontan al siglo XVIII. Según la historia, este plato tiene su origen en el año 1940, que inición como un picante de gallina.

Los historiadores aseguran que es un plato netamente guayaquileño. Degustarlo es una explosión de olores, sabores y recuerdos. Además, se complementa bien con una porción de chifle, pan o arroz.

Guatita: Como dije antes, en Guayaquil existen diversos platillos. Ahora es el turno a un plato fuerte: la guatita. Un plato de la Costa ecuatoriana, que es consumido por oficinistas, ejecutivos, taxistas, hombres y mujeres. Todos degustan esta preparación que lleva mondongo y papa troceada.

Según la historia, este platillo fue introducida en el país por el año 1920, por los europeos. La base no solo es el mondongo; porque la preparación incluye tomate, cebolla, pimiento, ajo, hierba y el toque especial del maní. Aunque su preparación es sencilla se necesita de paciencia y tiempo para cocinarlo.

El bolón: Si buscas comida tradicional, no puedes dejar de degustar el bolón (puede ser de queso, chicharrón o mixto). No se sabe a ciencia cierta la procedencia de este platillo; sin embargo, es un bocadillo tradicional del pueblo montuvio. Se conoce también que surgió en la Costa ecuatoriana.

Normalmente se sirve en el desayuno, acompañado de una rica y humeante taza de café filtrado. Normalmente se consume bolón de queso, pero la mayoría de personas prefiere un toque particular con chicharrón, que llena de energía pero también de calorías, ¡no todo es perfecto!.

La historia nos cuenta que en las costas del país, antes que llegará el trigo en 1852, se consumía patacones o incluso el conocido bolón de verde, así desde ese tiempo hasta la actualidad se ha fortalecido y difundido el consumo de este exquisito platillo.

Morocho: Una bebida especial para las frías noches guayaquileñas. Su aroma único proviene de la canela, la panela, la leche y otros condimentos que dan sabor al maíz morocho. El morocho data de la época prehispánica, la preparación no es la misma que se disfruta en la actualidad. Cada ingrediente ha cambiado con el tiempo, los gustos de los colonizadores influenciaron en gran medida en la preparación.

Se hizo popular en las casas de Guayaquil, hace unos treinta años aproximadamente. La bebida se la encuentra en varias huecas, donde se disfruta la bebida acompañada de una tostada o simplemente de un pan.

Sánduche de chancho: La gastronomía guayaca se caracteriza por presentar sabrosos y sencillos platos. Algunos son ligeros bocadillos. El sánduche de chancho es muy tradicional, este se suele degustar al medio día o al término de la jornada laboral. Es preparado con distintas especias.

Esta delicia se prepara con pan enrollado, acompañado de cebolla colorada curtida y un crujiente y delicado pedacito de cuero. Dependiendo del gusto, algunos consumidores agregan un toque de ají.

Muchos negocios son muy tradicionales. Con una trayectoria de más de 50 años de tradición. Según la historia, en 1943 se cree que apareció el primer quiosco de venta de este producto.

En Guayaquil existen múltiples historias, y hoy queremos motivarlos a visitar esta ciudad para disfrutar de sus sitios turísticos y además, se realice un viaje gastronómico que recupere las tradiciones e identidad gastronómica. ¿Te animas a conocer la Perla que brilla en el Pacífico?

Entradas relacionadas

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *