Casona D’Alameda, un hotel patrimonial que renace en Quito

Sabemos que mides los viajes de acuerdo a las experiencias vividas y que para ti cada detalle cuenta, por ello queremos invitarte a un recorrido virtual por la historia, la belleza y el confort que brinda Casona D’Alameda, un hotel patrimonial que renace en Quito.

Imagina el privilegio de descansar en una de las edificaciones construidas por uno de los arquitectos más destacados en Ecuador y  Latinoamérica, durante el siglo XX; o mirar desde tu balcón el espectacular Centro Histórico de Quito, reconocido por la Unesco como Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad. Qué dirías si ha esto le sumamos clases personalizadas de comida típica ecuatoriana o un paseo en scooter por los lugares más turísticos de la Capital. Estas son solo algunas de las múltiples experiencias que Casona D’Alameda ha preparado para hacer de tu estancia en la ciudad, un recuerdo inolvidable.

Su historia

Si bien Casona D’Alameda hoy es uno de los hoteles boutique más lindos de la ciudad, no siempre funcionó como tal.

A inicios del siglo XX, el sector de La Alameda se estableció como un nuevo centro de desarrollo inmobiliario para la clase alta. Es así que, en 1914, esta mansión neoclásica fue diseñada y construida por el arquitecto italo-suizo Francisco Durini Cáceres para la familia Sáenz Merino.

La casa de diseño italiano, poseía un amplio jardín trasero de dos alturas. Las habitaciones y salones  que rodeaban al patio central desde el segundo piso, estaban cerradas con mamparas de madera y vidrio. También poseía un balcón y una terraza desde los que se podía disfrutar de la ubicación privilegiada de la propiedad, situada frente al Parque La Alameda.

Para su época, la casa contaba con techos, pisos, pinturas y adecuaciones muy sofisticadas.

En 1927 se convirtió en la primera sede del Rotary Club de Quito; y luego de pasar por varios herederos y dueños, en los años 70 se cree que alojó a la “Comisaría N ° 1”. También hubo una temporada en que la casa pasó a ser rentera, hasta que por sus condiciones fue abandonada por 15 años.

Curiosidades

En Casona D’Alameda, las paredes, pasillos y habitaciones guardan sus propios secretos. Un ejemplo de ello son los bocetos encontrados en la habitación “Amazonas”, donde se muestran trazos de los arcos del balcón y la fachada realizados por Durini. Se cree que su propósito era mostrar a los trabajadores la manera correcta de construir y embellecer las estructuras.

También se encontró un papel con los datos de un interno de la Comisaría, lo que evidencia que la casa sirvió como cuartel general de la policía y que aquí se retenían a algunos presos menores por periodos cortos. Hoy, en este espacio se almacenan vinos.

Además, se han encontrado huesos de animales y un par de zapatos muy gastados, lo que ha llevado a los propietarios a preguntarse cómo eran las condiciones de vida de sus antiguos ocupantes.

La restauración y el Boutique Hotel

Como salida de una postal, Casona D’Alameda hoy brilla más que nunca, pues es evidente que se viene una nueva época para la edificación.  La luz del sol ilumina sus pasillos y salones; los sillones antiguos han tomado color y formas; el jardín ha sido decorado con bellas flores y cada una de sus 9 habitaciones guarda un toque exclusivo de las principales atracciones turísticas de Ecuador.

Este maravilla no se ha dado por arte magia. Aquí intervino el esfuerzo, la visión y el capital de la familia Morán Baldeó, que adquirió el inmueble patrimonial en 2015.

En una entrevista a Diego Morán, propietario del boutique hotel, indicó que luego de vivir 8 años en España la visión de la familia se amplió, despertando su amor por la arquitectura y motivándolos a adquirir una edificación patrimonial en el Centro Histórico de Quito, para restaurarla y convertirla en lo que es hoy.

La adquisición y restauración del inmueble tomó más de dos años, ya que se buscaba preservar al máximo los detalles originales. Es así que, en 2019, Casona D’Alameda Boutique Hotel abrió sus puertas para compartir con los huéspedes del país y del mundo una parte de la historia y belleza del Ecuador. 

Experiencias

Quienes lleguen a Casona D’Alameda se llevarán más que una noche de habitación, disfrutarán de una verdadera experiencia de vida en Quito”, asegura Morán. Para él y su familia, evidenciar el patrimonio y diversidad del país es una gran oportunidad, por ello han decorado las habitaciones bajo las temáticas de: Galápagos, Cotopaxi, Amazonía, Montecristi, chocolate, orquídeas y más.  

También promueven la gastronomía ecuatoriana, es así que ofrecen clases de cocina personalizadas, donde los sabores de las frutas, el cacao y los productos emblemáticos son los protagonistas.

Para los más aventureros han creado alianzas con otros emprendimientos, como por ejemplo con gestores culturales, quienes narran leyendas capitalinas de manera teatralizada. Además, brindan tours en scooters eléctricos, con los cuales será posible recorrer los lugares más tradicionales de Quito como: La Carolina, el Jardín Botánico, tiendas de cata de chocolate y más.

Por su ubicación, distinción y servicio, el lugar también ha sido solicitado para el desarrollo de  eventos corporativos y bodas. A continuación, podrás realizar un recorrido 360º para que descubras cada parte de sus instalaciones.

Reproducir vídeo

Sus reconocimientos

El éxito actual de Casona D’Alameda no llegó de la nada. Si bien la edificación conserva una esencia patrimonial maravillosa, son sus propietarios quienes han tenido que sumar esfuerzos, capacitarse y transformarse para  crear un ambiente de primera, capaz de brindar experiencias memorables.

Con este fin, el Boutique Hotel participó en la segunda edición del programa Emprende Turismo, impulsado por el Ministerio de Turismo de Ecuador, en el cual alcanzó uno de los primeros lugares de la categoría “Puesta en Marcha”.

Diego Morán, indica que el programa fue una herramienta muy fuerte para la consolidación de su proyecto, pues aportó a su posicionamiento y crecimiento. “Nos apuntamos ahí porque conocemos nuestro proyecto, sabemos de lo que somos capaces y eso es lo que nos animó a concursar. Nosotros apostamos por la ciudad, apostamos por el país, y es por ello que invertimos en este tipo de emprendimientos turísticos”, mencionó. Así también, invitó a los emprendedores a seguir adelante, pues ve con esperanza una pronta  y responsable reactivación.

Casona D’Alameda está comprometida a brindarte las mejores experiencias, por ello sus operadores ya se han capacitado  para la aplicación y manejo de las medidas de bioseguridad; actualmente ya cuentan con el sello Safe Travels, con lo que garantizan una estancia confortable.

Además, este año recibió la distinción Travelers’ Choice  que otorga Tripadvisor solo al 10% de los hoteles mejor rankeados a nivel mundial.

Si buscas vibrar con nuevas experiencia en tu próximo viaje, visita Casona D’Alameda, un hotel patrimonial que renace en Quito. Para conocer más o hacer tu reserva contáctate con Diego Morán a través de casonadealameda.com o llama al +593 969067921. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *