El legado de Humboldt en su paso por Ecuador

Also available in english.

La fama de Ecuador por su gran diversidad natural ha sido desde siglos un punto de atracción para importantes figuras mundiales, quienes fueron reconocidos por su aporte en varios aspectos del desarrollo mundial. Así, Alexander Von Humboldt, geofísico, botánico, geólogo, geógrafo, naturalista, vulcanólogo, humanista y gran explorador llegó al país en 1802, para descubrirlo y mostrarlo al mundo.

A continuación te contamos algunos detalles que debes conocer de este viajero y su acompañante, Aimé Bonpland:

  • Humboldt y Bonpland fueron grandes aventureros y expedicionarios. En su viaje por Ecuador recogieron importantes datos que sirvieron para la botánica, ciencia y la ecología.
  • Durante la estadía en Ecuador recogieron información importante para la botánica, con una colección de más de 60.000 especímenes y miles de especies que eran nuevas para la ciencia.
  • La elevación más cercana al sol desde el centro de la Tierra, el Chimborazo, llamó la atención de este científico, quien dedicó un folio denominado el Naturgemälde a este nevado. El documento gráfico detallaba datos como: temperatura, elevación, fertilidad, uso del suelo, vegetación, fauna y otros. Con las ilustraciones de su viaje de expedición dotó al mundo de las primeras infografías modernas, unificando la ciencia con la imagen.
  • La denominada corriente de Humbolt, tomó su nombre por cuanto fue el primero en descubrir que la corriente tenía temperaturas más frías que el aire y que esta se incrementaba rápidamente a medida que se alejaba de la costa.

Fue el responsable de otorgar el nombre “Avenida de los Volcanes” a todo el valle interandino que forma la cordillera de los Andes y está compuesto por más de 70 volcanes y montañas; 27 de ellas aún activas.

El espíritu aventurero y apasionado de Humbolt y Bonplant los llevó a escalar las montañas: Pichincha, Antisana, Corazón, Illinizas, Tungurahua, Cotopaxi y Chimborazo. Entonces el Chimborazo estaba considerado el punto más alto del planeta y fue él con un equipo precario, quien alcanzó su cumbre nevada. Sin duda un viajero y gran aventurero que se apasionó por el paisaje andino.

– Sobre los ecuatorianos pensaba que eran seres raros y únicos,, quienes duermen tranquilos en medio de crujientes volcanes, viven pobres en medio de incomparables riquezas y se alegran con música triste. Eran las contracciones entre la riqueza de las Américas y el desigual control imperial español en sus colonias, algo que vio el naturalista prusiano.

Los viajes de los aventureros nos muestran un país rico desde todas las aristas, que preserva la vida en sus cuatro mundos, que invita a los viajeros a conectarse con la Pachamama creando vínculos únicos con la naturaleza.

Recordar a Alexander von Humboldt es recordar sus cartas y grandes aportes para la humanidad, y además es reflexionar sobre el compromiso y cuidado al planeta, siendo responsables de la actividad humana que afecta a la naturaleza y la desequilibra.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *