El Nevado del Centro del Mundo

La práctica de montañismo a lo largo de la “Avenida de los Volcanes” te permitirá conquistar las deslumbrantes cumbres ecuatorianas. Los 350 kilómetros de la Cordillera de los Andes te conducirán por un emocionante recorrido donde podrás alcanzar el punto más cercano al sol,  el Chimborazo (6.268 msnm); conquistar el Cotopaxi (5.897 msnm), volcán activo más alto del mundo; coronar la cumbre del Cayambe (5.790 msnm), uno de los pocos nevados del planeta ubicado en latitud 0, o aclimatarte en el Rucu Pichincha (4.696 msnm) a pocos minutos de la ciudad de Quito.

Luego de mirar los primeros minutos del video “Ascensión al nevado Cayambe”, a través de la las redes sociales de Viaja Ecuador. Me llamó la atención cuando un grupo de entusiastas cayambeños alcanzaron su cumbre; es el único volcán en el mundo cuya cumbre está atravesada por la línea ecuatorial.

Según el video este hecho histórico para el montañismo ecuatoriano sucedió hace 31 años y no podíamos quedarnos únicamente con ver el video. Nos pusimos manos a la obra y fuimos en busca de los protagonistas:

Silvia Meza y Fausto Peña, cayambeños de nacimiento y actores principales de este hecho que marcó un antes y un después para el andinismo de Cayambe y del país. Estos montañistas de rostros alegres y de piel trigueña nos cuentan que la primera aventura inició el 29 de junio de 1989, pero fracasó por el mal tiempo reinante en el coloso.

Intrépidos cayambeños inmediatamente se pusieron a trabajar para un nuevo intento. Para ascender al Cayambe hay que llegar al refugio Ruales-Oleas-Berge, que pese a estar a 4.600 metros de altitud es accesible en vehículo 4×4 por un tramo de camino que normalmente está en malas condiciones.

Los andinistas recuerdan que el 3 de noviembre de 1989, a la una de la madrugada un ajetreo de botas, piolets y mochilas rompen el silencio del refugio. Hay que salir temprano para evitar que el calor del sol descomponga la nieve y dificulte la marcha, realizan el último chequeo del equipo para no olvidar nada a pesar que ya están vestidos con ropa de alta montaña y los crampones en su mochila, la hora de salida el reloj indica la 01:30 de la madrugada.

Cuentan que para alcanzar la cumbre la  excursión la encabezó Washington Herrera (+) quiteño con amplia experiencia en montañismo, acompañado de Roberto Silva (+) que dedicó toda su vida a la montaña como guía y cuatro cayambeños: Fausto Peña, Julio Torres, José Luis Flores y Silvia Meza que se convertiría en la primera mujer cayambeña en alcanzar la cumbre que se encuentra a los 5.790 msnm.

En su memoria está el hecho de que a las 08:35 de la mañana el grupo hace cumbre y dicen que estuvieron 30 minutos en la cima, gracias al buen clima y se deleitaron con la mejor posición sobre la Avenida de los Volcanes, como se conoce a la cordillera andina a su paso por Ecuador, logrando las mejores fotografías para el recuerdo en la que el grupo posa con la bandera del cantón Cayambe.

Romper el Mito

Silvia Meza de ojos vivaces y de amplia sonrisa, sostiene que la montaña es parte de su vida. Desde pequeña acompañó a su hermana mayor Digna Meza (+), montañista con reconocimiento nacional e internacional. Poco a poco fue valorando lo hermoso que es la actividad turística de aventura como es el montañismo. Ya en el colegio ingresó a un Club de Andinismo donde sus maestros se dieron cuentan del potencial que tenía esta joven cayambeña que hizo sus estudios en la ciudad de Ibarra y por lo tanto perteneció al equipo de andinismo de la provincia de Imbabura , Silvia y su hermana Digna participaron en varios encuentros internacionales de montaña.

Silvia nos cuenta que las enseñanzas que le ha dejado la montaña, más que deporte, es “una enseñanza de vida, porque en esta actividad se aprende a luchar con uno mismo. Usted no lucha contra la montaña, lucha por vencer los miedos; se forja objetivos, metas que son útiles en la vida cotidiana, en el hogar, en el trabajo, con los hijos, es decir el montañismo forma el carácter y las ganas de seguir adelante, de no quebrarse”.

Silvia trae a la memoria recuerdos de que su casa  tenía vista al majestuoso Cayambe y lo contemplaba todo el tiempo en la mañana, tarde y noche. Y es allí donde nace el sueño de que algún día podría estar en la cumbre del Cayambe. “En toda la ciudad corría el rumor que se fue transformando en mito  de que ningún cayambeño ha logrado conquistar al majestuoso nevado. Nos propusimos demostrar a toda la gente que es posible subir al tercer nevado más alto del Ecuador”.

Narra que mientras subían la altura empieza a pasar factura. A cada paso hay que parar y buscar un respiro de aire que llevar a los pulmones. Es un buen momento para mirar hacia atrás y disfrutar del espectacular panorama que se abre en el horizonte al contemplar los volcanes Antisana, luego el Cotopaxi y al fondo el Chimborazo.

Cuenta con gracia lo ocurrido en el ascenso en una pared de hielo cuando perdió un crampón, pieza fundamental para llegar a la cumbre. Esto le obligó a regresar para recogerlo y colocarlo en su bota y todo esto en movimiento, dice, porque corre el riesgo de congelarse. Recuerda con nostalgia que esto retrasó 30 minutos aproximadamente, lo que le valió un llamado de atención del jefe del equipo.

Cayambe

Tiene un significado dado por tres lenguas nativas: en lengua caranqui ‘kayan’ significa hielo; en lengua quechua,  ‘cajan’, que significa lugar alto y frío, y en idioma quitu ‘bi’ significa agua o fuente de vida.

Luego de conocer a dos de los protagonistas del episodio que ocurrió hace 31 años dejo la milenaria ciudad que se apresta a celebrar las fiestas de San Pedro de Cayambe.

Entradas relacionadas

2 respuestas

  1. Estas historias de vida deben ser replicadas para que todos los que amamos las Montañas , tengamos nuestros referentes de enseñanzas y formación . Un abrazo para estos grandes de la Montaña

  2. A todos los que colaboraron para la realización de la recuperación del hecho Histórico Deportivo,Ascensión al nevado Cayambe mil gracias,no tiene otro fin que el de difundir hechos históricos de nuestro Ecuador,dar a conocer sus valores y reconocer su talento, Cayambe tierra rica en Historia,Cultura y nuestras Bellezas Naturales.Agradecimiento especial al Ministerio de Turismo por su apoyo desinteresado y difusión de la historia.Nuestro pensamiento dejar una huella para que se siga realizando y rescatando nuestros valores
    y en especial los cultores de este gran DEPORTE DE LA MONTAÑA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *