El Rodeo Montuvio, una tradición popular del Ecuador

En Ecuador, el rodeo montuvio constituye una de las fiestas folclóricas más emblemáticas de la costa ecuatoriana, pues guarda muchas de las  tradiciones de su comunidad rural.

En esta celebración, que se remonta a la época colonial, el jinete es el protagonista principal, pues su destreza innata y valentía para domar al caballo chúcaro (no domesticado) en medio del polvo y el rodeo, se convierte en la atracción principal.

A lo largo de los años, en las provincias costeras, los rodeos montuvios suelen darse como actividad complementaria de otros eventos, como fiestas patronales o de cantonización; sin embargo, en muchas localidades su celebración es el 12 de octubre, fecha del descubrimiento de América o Día de la Raza.

En la provincia de Los Ríos, donde el 35,1% de su población se define como montuvia, 10 de los 13 cantones organizan rodeos montuvios, siendo los más conocidos los de Babahoyo, Vinces, Baba y Mocache, donde se celebra el encuentro de las razas que dieron origen al mestizaje.

En esta muestra cultural, hombres y mujeres se destacan por llevar pañuelo rojo y sombrero elaborado con paja toquilla y /o con cuero de vaca. El atuendo oficial de los jinetes está compuesto por trajes vistosos, botas, espuelas, y grandes sombreros que cubren del sol. Así también, los caballos lucen su mejor atuendo.

Durante el mes de octubre, en toda la provincia de Los Ríos se llevan a cabo diversas actividades para celebrar esta fiesta típica de la comunidad montuvia, adecuando espacios para la instalación de la plaza, graderíos de caña y madera, así como cercos para la exhibición de los animales.

Otro de los atractivos en esta celebración es la elección de la Criolla Bonita, evento en el que participa la reina de cada hacienda, que no solo es calificada por su belleza sino además por su destreza sobre el caballo.

Por su tradición, los rodeos atraen a propios y extraños, quienes al final de cada jornada disfrutan de bailes populares, recordando las raíces que habitualmente el modernismo desenfrenado nos hace ir olvidando.

Los principales espectáculos que se desarrollaban en esta fiesta rural son:

  • El desfile de jinetes con atuendos tradicionales montuvios.
  • Exhibición de destrezas de los jinetes montando un caballo chúcaro, tratando de no ser arrojados al suelo.
  • Exhibición de acrobacias.
  • La suerte del lazo, que consiste en tratar de enlazar con una cuerda a un animal distante.
  • Comparsas, bailes populares, presentación de grupos folclóricos, exposiciones de artesanías, objetos antiguos, medicina ancestral o natural, gastronomía tradicional y por supuesto el concurso de amorfinos.

Este año, debido a la pandemia la festividad estará sujeta a las disposiciones del COE cantonal, para garantizar las medidas de bioseguridad necesarias para el cuidado de todos.

#MeQuedoEnEcuador para disfrutar del encanto de sus fiestas populares que sin duda nos conectan con la historia y el carisma de su gente. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *