EN LOS RÍOS LAS AVENTURAS NO TERMINAN

Ríos frescos y cristalinos, comida única, ambiente andino y hasta un humedal, son varios de los encantos que se disfrutan en la provincia de Los Ríos.

Esta tierra fluminense, reconocida por su fortaleza rural, agrícola y orgullosamente montubia, cuenta con un extenso territorio lleno de encantos naturales, inmensas zonas de cultivos, gastronomía diferente y relajantes paisajes que en ocasiones contrastan con las estribaciones de la cordillera de Los Andes, características que cautivan a quienes gustan del sabor de lo rural y el desafío de las aventuras.

La jornada en esta mágica provincia puede empezar por su atractivo imperdible: el Humedal “Abras de Mantequilla”, ubicado en el cantón Vinces, y con una extensión de 22,500 hectáreas, donde el entorno natural es ideal para quienes disfrutan de la fotografía aficionada. También es un tesoro para investigadores y ambientalistas pues hay 127 especies en tierra y aire, y otras 20 especies acuáticas. El Humedal es considerado un verdadero paraíso de flora y fauna, por lo que tiene la categoría de Reserva Ramsar, área de importancia para la Conservación de las Aves (IBA’S) .

Pero allí no concluye la jornada. El siguiente paso es visitar complejos turísticos y ríos en los cantones Babahoyo, Quevedo, Montalvo, Mocache o Puebloviejo, donde hay balnearios de agua dulce y lugares con piscinas, juegos, casas de árbol y demás actividades que trasladan a los visitantes a su niñez.

En cumplimiento con las políticas y protocolos de bioseguridad actuales, las haciendas y emprendimientos turísticos garantizan el distanciamiento de los grupos, en los recorridos entre plantaciones de cacao, café, arroz, soja y demás, interacción con los procesos de cacao para la preparación del exquisito chocolate.

Así, con seguridad, se disfruta de los frutos frescos, directo de las plantaciones, paseos a caballo, elaboración de queso, degustación de la exquisita comida típica local, historias, cuentos y tradiciones, propias de la cultura montubia, que son ideales para quienes disfrutan de la paz y quietud que ofrece el campo.

Cuando llega la hora de comer, en Los Ríos te alimentan y te regocijan el alma con un variado menú en cada rincón de la provincia. El seco de gallina criolla, las humitas, hayacas, caldo de gallina criolla, caldo de salchicha, sancocho, la cazuela de bocachico, el encanutado de bocachico, el sudado de pescado, la tradicional guatita, y el arroz con menestra y carne asada, son platos frecuentemente apetecidos por los visitantes.

La agenda fluminense avanza por sitios patrimoniales como la hacienda La Virginia, en la ciudad de Babahoyo, que muestra la histórica “Casa de Olmedo”, una tradicional vivienda y hacienda de la época republicana que  gracias a las diversas restauraciones y mantenimiento que se le ha brindado, aún conserva su estilo, que permiten disfrutar de este espacio, donde parece que el tiempo se detuvo.

El Ministerio de Turismo invita a la ciudadanía a disfrutar del maravilloso entorno del turismo rural que ofrece la provincia de Los Ríos y sus emprendimientos, planificando visitas a sitios formales, asegurando el cumplimiento de las medidas de bioseguridad que permitan proteger la salud de las familias ecuatorianas y disfrutar sanamente de sus encantos. #MeQuedoEnEcuador

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *