En Manabí los desayunos son suculentos, deliciosos y variados

Tortillas de maíz, pescado frito o queso fresco son algunas opciones que existen en Manabí para desayunar, esto dependerá de la zona donde te encuentres. Todos son deliciosos y siempre tienes que tener “buen estómago” porque en esta provincia la comida es abundante y de sabores intensos.

Los desayunos son clave en la dieta de los manabitas, porque tradicionalmente son personas dedicadas a las labores agrícolas o de pesca, en definitiva, tareas muy fuertes. La primera comida del día es muy importante, por ello la gastronomía de la provincia ha creado preparaciones realmente fabulosas, que se han convertido en uno de los principales atractivos turísticos.

Así, en los cantones costeros o cercanos al mar, te encontrarás con un desayuno que te activará en segundos, en medio de la brisa marina. Este consiste en un pescado frito y crujiente, acompañado de patacones y ensalada; existen los más golosos que  le agregan una porción de arroz blanco. En los restaurantes este plato cuesta desde 3 dólares y es el que más demanda tiene.

En la zona urbana, o parte central de la provincia, en cambio disfrutarás de un desayuno con un café humeante, dos tortillas de maíz rallado y rellena de abundante queso; sumado a esto también contrarás un corviche de maní con pescado o sino un bollo envuelto en hoja de plátanos, todo dependerá del apetito. Cada bocado cuesta en promedio 50 centavos por lo que se convierte en una opción deliciosa y económica.

Ya en tierras adentro o en la zona rural de Manabí los desayunos son más suculentos. La vida en el campo te despierta el apetito y para ello podrás inicar tu día con un plátano asado que se combina y compacta con salprieta y cilantro. 

Luego llega una porción de queso fresco, que en ese momento te regocija el alma. Rápidamente viene el plato fuerte que es un estofado de gallina criolla con yuca y arroz, todo eso acompañado de una taza de café caliente. 

Esta presentación tiene un costo de 5 dólares y se la encuentra en restaurantes rústicos, muchos de ellos cercanos a ríos o a lugares de siembra.

Si está en tus planes desayunar en Manabí, prepara tu apetito y conciente tu paladar. Sus exquisitas preparaciones te conquistarán. #MeQuedoEnEcuador.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *