Fiesta carnavalera en Ecuador: rituales, secretos y alegría

Also available in english.

Una fiesta viva de colores, música, coplas, serpentinas y más objetos se vive en el país de los cuatro mundos. El carnaval en Ecuador rompe el silencio y los sonidos hacen temblar la tierra en todos los rincones. Cultura, alegría, baile y cantos son necesarios para vivir la locura de esta festividad en el país que lo tiene todo.

  • Mítico Taita carnaval: En varias regiones de la zona andina, El Taita es el personaje principal de la fiesta carnavalera. Para la cosmovisión indígena su presencia representa la buena suerte y la generosidad en las cosechas durante todo el año. Recibir la abundancia en los hogares, en la visita del Taita, solo será posible con un gran recibimiento o un gran banquete. Poncho, flauta, y un gran sombrero lo distinguen entre millares de personajes que avivan la fiesta del carnaval en el centro del mundo.
  • Coplas picarescas: “Al golpe del carnaval, todo el mundo se levanta, todo el mundo se levanta, qué bonito es carnaval…”. Sentimientos, costumbres, tristeza y felicidad se pronuncian en la fiesta histórica. Guaranda presente su carnaval como un Patrimonio Cultural, desde 1.999, lugar donde las coplas son protagonistas de la fiesta el domingo: comparsas, música, baile popular y juegos, se vive en el centro del mundo. En la fiesta casi nadie duerme, porque todos se divierten.

Entierro del carnaval: Una particularidad del carnaval celebrado en Guamote, provincia Chimborazo, es el entierro del carnaval. El rey, embajador y viudas celebran un velorio en honor al carnaval vivido. Las calles de este destino se llenan de caminantes y viudas para enterrar al difunto en la plaza de toros, ubicada frente al cementerio del sitio. El tributo culmina con una gran fiesta y el último baile del carnaval en la casa del rey.

  • Sabor carnavalero: La fiesta del carnaval abre un abanico de opciones a la gastronomía ecuatoriana que atrapa a los viajeros con sus secretos. Cuy con papas, chicha de jora o cebada, fritada, mote pata o dulce de higos acompañan a esta fiesta en el centro del mundo. Las comunidades en la zona ecuatorial se reúnen para preparar desde tempranas horas las delicias culinarias para compartir con quienes visitan sus destinos.

Tiempo de reflexión: Con la locura del carnaval se abre la puerta a un momento de reflexión y calma, la cuaresma, celebración litúrgica de la religión católica para la fiesta de Pascua. La tradición ecuatoriana al finalizar la fecha es preparar la “Fanesca”, comida tradicional, que reúne 12 granos en representación de los 12 apóstoles y un conjunto de legumbres y bacalao. Para la cosmovisión indígena el fin del carnaval, es el cierre de una época de cosecha y el inicio de un período de la tierra.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *