Galápagos: El templo infinito de la vida silvestre

Pisar las ‘islas encantadas’ es verse rodeado de animales endémicos: tortugas gigantes, piqueros de patas azules, iguanas terrestres e iguanas marinas, fragatas, flamencos; sentir la magia de sumergirse en aguas turquesas y nadar entre lobos marinos, peces multicolor, estrellas de mar, pinguinos, tiburones, rayas, mantarrayas, tortugas marinas. Suena a un espectáculo de vida silvestre, o a un documental de la National Geographic, pero se llaman: Islas Galápagos. Un archipiélago ubicado a 1.000 km de la costa continental del Ecuador. Es increíble que, en tan solo dos horas de vuelo desde Quito, la capital, podemos trasladarnos a otro mundo: un acuario sinfín. No existe ningún lugar en la faz de la Tierra como el que vamos a explorar.

La tierra prometida de los amantes de la naturaleza.

Cuando en 1835 el naturalista Charles Darwin, abordo del legendario HMS Beagle, arribó a las Galápagos, no imaginaba que este laboratorio vivo se convertiría en su musa e inspiración para su obra ‘El origen de las especies’. Darwin, creador de la Teoría de la Evolución, también denominó a las islas como «el desierto tropical más enigmático de sus viajes».

¿Y luego? Pasó el tiempo.

El 4 de julio de 1959 -en conmemoración de la obra de Darwin- el 97% del área terrestre de las islas fueron declaradas Parque Nacional Galápagos, y solo el 3% quedó como zona urbana. ¿Por qué? Por ser un santuario de la naturaleza. Más tarde, en 1976 la UNESCO las declaró Patrimonio Natural de la Humanidad, en 1984 Reserva de la Biósfera, y fue reconocida como la segunda Reserva Marina más grande del mundo. Actualmente está en primer lugar como mejor destino sustentable de América en los Top 100 Destinations Award, por su alto compromiso en sostenibilidad, preservación y conservación. Todos estos nombramientos fueron otorgados a lo largo del tiempo por ser uno de los espacios más puros, paradisiacos y prístinos del planeta. Sin duda, somos guardianes de puro oro natural.

El archipiélago está formado por 13 islas grandes, 6 más pequeñas y 107 islotes y rocas. Las cuatro islas habitadas son: Isabela, la más grande de todas; Santa Cruz, la más poblada; San Cristóbal, donde se encuentra Puerto Baquerizo Moreno, capital del archipiélago; y Floreana, la más remota, con apenas 200 habitantes. Las otras islas hay como recorrerlas en tours diarios o en cruceros, entre estas están: Bartolomé, Española, Santa Fe, Marchena, Genovesa, Rábida, Seymur, etc. Y finalmente están, Darwin y Wolf, dos islas de acceso exclusivo para embarcaciones de investigación, buceo y expediciones marinas por ser una zona catalogada como Santuario Marino, poseedora de la biomasa más grande de tiburones martillo del planeta.

Sea cual sea la ruta de islas elegidas, hay que reconocer que todas, absolutamente todas, son joyas de mar y volcán.

¿Islas volcánicas?

Sí, estas islas nacieron de la erosión entre mares y volcanes extintos. Las Galápagos son hijas del fuego, de formaciones de lava, ceniza y agua que hoy se muestran a través de paisajes de roca negra, con flora y fauna que varía en cada lugar. En tiempos antiguos eran islas inhóspitas, donde fugazmente llegaban piratas, navegantes y balleneros. Más adelante fueron colonizadas. Lo extraño y misterioso es que ocurrían acontecimientos insólitos que daban a las islas un aire místico, desconcertante y magnético que perdura hasta hoy. Existen crónicas y relatos sobre lo que fueron estas tierras, antes de convertirse en Parque Nacional, documentadas en películas, libros, teorías y más. Más allá de su riqueza ecológica, tienen un valioso peso histórico. Galápagos es considerada la ‘Quinta Maravilla Subacuática del Mundo’, un edén para todo viajero, especialmente para aquellas almas aventureras que viven para explorar, descubrir y convivir en un ecosistema salvaje y libre. Motivos sobran para viajar a las tan aclamadas, islas encantadas.

Conoce más sobre nuestra blogger invitada: Adriana Márquez es periodista de viajes, con especialización en Artes Visuales e Industrias Creativas en Australia, fundadora de @plumamujeresviajeras y @mapadentro, y oficial de turismo sustentable en @islavivagalagos

Instagram: @adrianaemarquez
Facebook: @adrianamarquezperiodista

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *