Ingapirca, el escenario perfecto para vivir la gran Fiestas del Inti Raymi

El origen de Ingapirca se remonta a la época pre incaica cuando este territorio formaba parte del Gran Hatun Cañar y estuvo habitado por la Gran Nación Cañari, estirpe guerrera y valerosa, que practicaba la reciprocidad y para quienes no existía la esclavitud ni la servidumbre.

Posteriormente con la invasión Inca, Huayna Cápac construyó un asentamiento con fines administrativos y religiosos, cuyos vestigios actualmente forman parte del Complejo Arqueológico más grande del Ecuador.

Complejo Arqueológico de Ingapirca

Constituye el sitio arqueológico más importante del Ecuador. Fue construido hace más de 500 años por orden de Huayna Cápac, aquí convergieron las culturas Cañari e Inca, el sitio ocupa alrededor de 4 has. Los componentes arqueológicos más sobresalientes son: La Elíptica (construcción conocida tradicionalmente como el castillo tiene forma ovalada, no es en sí una habitación sino más bien una plataforma elevada rodeada por un excelente muro de piedras almohadilladas, que albergan en su parte superior dos cuartos que miran al occidente y oriente respectivamente), y según los historiadores estaba destinado para ceremonias y observación astronómica; y, la Pilaloma. En este sector se ubica una antigua tumba Cañari dónde se encontraron 10 esqueletos masculinos y un femenino, acompañados por un rico ajuar funerario.

En el Complejo se pueden observar collcas, vestigios de edificaciones, escalinatas, baños para ritualidad y canales de agua. Aledaño al Complejo se encuentra una formación rocosa natural con rasgos humanos conocida como la Cara del Inca.

Ingapirca, el escenario perfecto para vivir la gran Fiesta del Inti Raymi

Conocida también como la Fiesta del Sol y la Cosecha, es una festividad que se realiza cada solsticio de verano en el Complejo Arqueológico de Ingapirca en agradecimiento al Dios Sol y a la Pachamama, pues para los pueblos andinos la fiesta constituye uno de los principales componentes de la vida y está relacionada con el ciclo de producción agrícola.

Ruta Sugerida para vivir la Fiesta del Inti Raymi

La parroquia Ingapirca ofrece un abanico de posibilidades para el disfrute del visitante con actividades que incluyen caminatas, cabalgatas, conocimiento de la historia y turismo vivencial.

Durante los días 16, 17 y 18 de junio, se recomienda acampar en Ingapirca para disfrutar los días de fiesta dónde los rituales ancestrales, elección de la Ñusta, presentaciones artísticas de música y danza de las comunidades locales y de invitados nacionales e internacionales, son el mayor atractivo. Se recomienda realizar la visita al Complejo Arqueológico de Ingapirca, Cara del Inca y Museo de sitio donde podrá conocer la historia de las Culturas Cañari e Inca.

Además puede emprender una cabalgata desde Sisid o Ingapirca hacia la zona de Culebrillas a través del Qhapaq Ñan, declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad, en este recorrido podrá deleitarse con la belleza del paisaje de páramo andino, observar vestigios arqueológicos y conocer los mitos y leyendas.

Para conocer más sobre la cultura Cañari se recomienda visitar la Comunidad Sisid ubicada a tan sólo 5 minutos de Ingapirca, dónde podrá realizar un recorrido por la zona para conocer los huertos familiares y participar de las actividades diarias de la comunidad como el ordeño, siembra y cosecha, degustar la comida típica servida en la tradicional pampamesa, además de visitar la Iglesia local que tiene una antigüedad de más de 350 años y participar de clases básicas de Kichwa.

Otros atractivos

Museo de Sitio: En este museo están expuestas singulares piezas de cerámica de la cultura Cañari en sus fases Narrío Tacalzhapa, Cashaloma y de la Cultura Inca, sobresalen objetos de oro, cobre, hueso y piedra que incluyen armas, joyas, entre otros.

Dispone también de una sala etnográfica dónde se puede conocer aspectos cómo tradiciones, tejido, música y vestimenta de la Cultura Cañari.

Comunidad Sisid: Es una de las comunidades más antigua que formó parte del Gran Hatún Cañar y que durante la época de dominio español éste territorio fue entregado como encomienda al Capitán de Infantería Pedro Muñoz Rico Saltos de Ávaro. Éstas tierras y otras fueron compradas por María Inga Gañalsug para devolverlas a las comunidades.

En la actualidad algunas personas de la comunidad están organizadas y ofrecen el servicio de alojamiento, alimentación, recorridos turísticos por las zonas aledañas, comparten con los visitantes su cultura y formas de vida haciendo del turismo vivencial su principal atractivo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *