La Virgen del Cisne entre la devoción y la fe

La parroquia de El Cisne, es donde se levanta el templo gótico en honor a la Virgen del Cisne, que anualmente recibe a cientos de devotos y peregrinos durante una de las romerías más grandes de Sudamérica desde hace 427 años. Te compartimos algunos datos históricos que debes considerar en tu visita a este destino religioso en el sur del Ecuador.

La imagen

Fue tallada por Diego de Robles a finales del siglo XVI,  quién había trabajado antes en la imagen de la Virgen del Quinche, y que talló la imagen a petición de los habitantes de El Cisne. Mide 65 centímetros de altura y es de belleza extraordinaria. “Realzan su hermosura el ovalado rostro y gracioso semblante. Su frente, que ostenta la blancura del alabastro, es serena y espaciosa. Sus grandes y abrillantados ojos, expresan una amabilidad indefinible. Son sus mejillas de un bajo carmín, luciendo el matiz de las espigas en sazón. Su semblante graciosamente sereno y apacible, expresa un sentimiento noble y lleno de majestad, a la par que de ternura y de inefable solicitud” *

La romería

El libertador Simón Bolívar después de haber visitado El Cisne, promulgó el Decreto que emitió desde Guayaquil y así oficializaba que tanto la feria de Loja y la fe de la imagen de la Virgen del Cisne se unifiquen en la capital de la provincia de Loja, autorizando que cada año se traslade a la Imagen y presida las fiestas comerciales.

La Basílica

El templo es imponente en sí y mayor grandiosidad le da su ubicación en una escarpada montaña de la parroquia El Cisne, donde en su interior se venera la sagrada imagen de la Virgen del Cisne, templo gótico de estilo ojival muy concurrido durante todo el año, por peregrinos del austro ecuatoriano y del norte peruano.

Patrona Nacional de Turismo

Durante la Convención Nacional de Turismo del 31 de julio de 1996, en la ciudad de Loja, se declaró a la Santísima Virgen María en su advocación de El Cisne, Patrona Nacional del Turismo y como tal representante espiritual y portadora de mensajes de paz y fraternidad para todos quienes realizan esta actividad.

Los priostes y devotos

Los visitantes son en su mayoría de la vecina provincia del Azuay, quienes acuden a la romería a la Virgen del Cisne que se realiza entre el 17 al 20 de agosto. El trayecto de la caminata que traslada la imagen de la Virgen desde su santuario hasta Loja recorre alrededor de 75 kilómetros en tres días. La Virgen del Cisne hace su primera parada en la parroquia de San Pedro de la Bendita el 17 de agosto; al día siguiente parte con rumbo a Catamayo donde permanece hasta el 19 de agosto y continúa su viaje el 20 hacia su destino final, la cultural ciudad de Loja donde es recibida por sus devotos y que permanece hasta su regreso al santuario el 1 de noviembre.

Los gancheros

Los gancheros se distinguen entre la multitud por tener uniformes con  colores azul, gris y rojo.  En la espalda  llevan la  frase “Gancheros Virgen de El Cisne”. Los gancheros son encargados de dirigir el orden y el custodio de la corona y vestuario de la imagen de la Virgen del Cisne, que también está a cargo de los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Entre sus actividades se encuentra también el cambio de vestuario de la imagen al llegar a la icónica puerta de la ciudad de Loja

Nuestra promesa es conocer las tradiciones del país. Por eso yo #MeQuedoEnEcuador

* tomado de la novena de la Virgen del Cisne

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *