Las líneas del origen en Palanda

Por el lado oeste la silueta ecuatoriana se forma delicadamente por más de 1.000km de playa, y al lado este por un inconmensurable bosque amazónico. En su interior habitan pueblos indígenas como los Sionas, Secoyas, Cofanes, Shuar, Záparos, Huaorani y Kichwas, quienes resaltan sus tradiciones culturales y unen su vida a la naturaleza.

Ingresar a la Amazonía ecuatoriana es descubrir latidos de vida, que nos llevan al corazón de la provincia de Zamora Chinchipe, Palanda. Su mayor orgullo, ser el punto de origen del cacao fino y de aroma, responsable de la creación de los más finos chocolates del mundo.

Su gente muy poco sabe del cacao, y quizá por ello muchas plantaciones de este fruto, fueron reemplazadas por cafetales. Pese a ello, debo reconocer que el café de la zona posee un sabor y aroma impactante, por esta razón, en el concurso “Taza dorada” fue reconocido como el mejor por dos ocasiones, este evento reúne a varios productores de café a escala nacional.

Las pistas históricas difundidas consideraban a nuestros hermanos Latinoamericanos de Perú y México como los puntos de origen de este fruto, pero en 2007, un equipo de investigadores ecuatorianos y franceses rompieron estas historias, porque fue en Palanda donde se halló restos arqueológicos que datan de entre 5.000 a 5.500 años A.C, los que muestran vasijas con restos de cacao y la domesticación del fruto.

No todo queda escrito en el papel, así que decidí conocer el sitio, donde cambia la historia del origen del cacao del mundo. El Yacimiento arqueológico Santa Ana- La Florida fue el epicentro de la investigación, aquí se determina que habitaron las culturas Mayo Chinchipe 3500 A.C (época temprana); Tacana 500 años, A.C y D.C (período de desarrollo regional) y Bracamoros 1300 años D.C (época tardía).

Aquí, se identificaron dos sitios el primero considerado un centro ceremonial, las piedras milenarias forman una vasija con aza, y el segundo sitio posee una forma de espiral, aquí según las investigaciones fue el lugar de entierro de los mandos altos, donde se hallaron vasijas de cerámica con huellas de la presencia de cacao, analizadas con carbono catorce, método científico para determinar la edad de la materia orgánica hallada.

El sitio arqueológico se complementa con el aroma de árboles de guayaba, su aroma es penetrante y te invita a tomar varias de ellas para comerlas mientras aprendes de esta cultura que dejó rastro en la tierra ecuatoriana. Adicionalmente, 200 pasos cercas del sitio se encuentro un árbol de cacao fino y de aroma, con una antigüedad de casi 100 años. ¡Casi como una tortuga de Galápagos!

Una característica más del cantón de Zamora Chinchipe, que invita a conocerlo son sus extensas hectáreas de bosque primario, que son parte de los parques Nacional Podocarpus y Yacuri. Entre la frondosidad de su bosque se ubica la Cascada de San Luis y la Cueva de los Tayos, sitios de atracción turística, a los cuales es posible llegar contratando una camioneta.

Ingresar a la cueva que posee 300 metros de profundidad, es descubrir estalagmitas y estalactitas. Las formaciones rocosas de la cueva tienen cierta apariencia que asombran y asustan al mismo tiempo, en su interior los murciélagos vuelan de prisa al ver la luz. Se llama de los tayos, por el ave que habita y anida dentro de esta cueva.

Luego de salir de este sitio, que demanda un buen estado físico y botas de caucho para ingresar, la parada siguiente es la cascada de San Luis, que tiene una altura de 25 metros y su caída de agua forma una piscina natural.

Tras un largo recorrido es vital degustar la comida de la zona, entre ella el caldo de coroncho, una deliciosa tilapia preparada al jugo, patacones y un exquisito café. Todo para sentir los sabores de nuestra gente y sus combinaciones culinarias que envuelven el paladar.

Existen múltiples razones para viajar, pero la más importante es que a través del turismo nos enamoramos del país que nos asombra con su naturaleza, cultura, aventura y gastronomía, que solo se la encuentra en el punto de origen de la vida, Ecuador.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *