Los colibríes y su baile mágico en el país del centro del mundo

¿Cuántos de nosotros nos hemos detenido un momento para admirar maravillados el alegre revoloteo de un colibrí? Estas mágicas aves, además de ser hermosas, han logrado perfeccionar el arte del vuelo como ninguna otra lo ha hecho. Ejercen una fascinación especial en quienes las contemplan volar hacia adelante, hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo: un verdadero milagro de ingeniería biológica.

Los colibríes son aves endémicas de América que pertenecen al orden de los Apodiformes y a la familia Trochilidae. Se caracterizan por su pequeño tamaño (va desde los 5 cm hasta los 20 cm) y su colorido plumaje y su delgado pico en forma de lezna, agudo, recto o arqueado. Existen, aproximadamente 330 especies que viven en todo el territorio americano (desde Alaska hasta Tierra del Fuego). Ecuador es el país con mayor diversidad de colibríes, registrándose en su territorio 132 especies (el equivalente al 40% del total mundial).

Por su especial encanto y por encontrarse un gran número en su territorio, los colibríes se han convertido en el ave símbolo del Azuay.  Se los puede observar tanto en zonas urbanas como rurales, bailando entre jardines, parques y campos.  Las especies más representativas de esta provincia son el Colibrí Colilargo Menor, el Colibrí Rutilante, el Inca Arcoiris, el Colibrí Picoespada y el Metalura Baroni, el cual es endémico de los Andes del Sur del Ecuador y se lo encuentra principalmente en el Parque Nacional Cajas.

DATOS CURIOSOS

  • Antaño, la gente solía matar a los colibríes por miles, pues sus plumas eran usadas para decorar los sombreros femeninos. Esto posiblemente llevó al exterminio de algunas especies.
  • Dado su tamaño y dimensiones, llama la atención que esta ave tenga un ritmo cardiaco altísimo. En un minuto, en estado de reposo, su corazón puede latir entre 500 a 700 veces por minuto; mientras que en estado activo, alcanza las 1,200 veces por minuto.
  • Los colibríes son los únicos animales alados que tienen la capacidad de volar en todas direcciones: derecha, izquierda, adelante y hacia atrás. Es por esto que necesitan comidas frecuentes, que pueden sobrepasar su peso corporal cinco veces en un mismo día.
  • Gracias a su visión tetracromática, estas aves tienen la capacidad de ver colores que los seres humanos no somos capaces de percibir.

 

  • Los colibríes son de vital importancia para muchos ecosistemas, ya que son los principales polinizadores de las zonas altas y frías, ante la ausencia de insectos y murciélagos. De ahí la importancia de protegerlos y conservar sus hábitats.
  • Por su diseño anatómico, las patas de los colibríes no sirven para caminar. Las mismas, son usadas para dos actividades: percharse de las ramas de los árboles para descansar o dormir y rascarse.
  • El colibrí es el ave símbolo de la ciudad de Cuenca. Sus habitantes lo llaman picaflor y muchos poetas le han dedicado versos. Se dice que el espíritu de las cuencanas, es como esta ave, que no puede vivir en cautiverio.

AVISTAMIENTO

Si visitas Azuay y eres amante de la naturaleza, te recomendamos contratar una operadora de turismo certificada para realizar aviturismo en esta provincia, ya que existen sitios naturales que resultan ser un verdadero paraíso para los observadores de aves y en los que seguro podrás admirar numerosas especies de colibríes. Entre los más importantes, se encuentran el Bosque Protector Aguarongo; Parque Nacional Cajas; Reserva de Jocotoco en Yunguilla; cerro Cabogana; Barranco del río Tomebamba y Parque Etnobotánico Pumapungo.    

#MeQuedoEnEcuador para explorar su maravillosa biodiversidad y descubrir auténticos milagros de la naturaleza como son los colibríes, aves que se han convertido en un símbolo del patrimonio natural de algunas provincias como el Azuay.     

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *