Otavalo, un destino de cultura y tradición

Viajar despierta nuestras ilusiones, las que buscan alimentarse de nuevas historias. Ecuador es un tesoro fantástico con culturas, aventuras, sabores y naturaleza que se disfrutan en este paraíso, ubicado en la mitad del planeta. Hoy, te invitamos a ser parte de un viaje por uno de los destinos más atractivos del país, Otavalo.

En la provincia de Imbabura, ubicada al norte ecuatoriano, se asienta el “Valle del Amanecer”, sobrenombre de Otavalo. Este destino te ofrece una convivencia profunda con las comunidades autóctonas de la zona, entre coloridos textiles y artesanías, por atractivos milenarios y sabrosa gastronomía ancestral, que harán de tu viaje una historia inolvidable.

La riqueza cultural que late en este destino es resultado de ser la cuna del pueblo quichua de los Otavalos, conocido por su historia, tradición y actividad comercial. Desde tiempos del incario y de la colonia, este poblado ha sido codiciado por los conquistadores, quienes reconocieron en esta zona y en su gente elevados niveles de organización y producción.

En Otavalo, la interculturalidad se observa en cada rincón y se manifiesta a través del folklore. Sus habitantes visten con orgullo y elegancia sus prendas tradicionales, que en su mayoría son elaboradas por ellos mismo. El colorido, el detalle y el simbolismo se bordan en ponchos, blusas, anacos, faldones y fajas.

La vestimenta es hermosa y llamativa, pero lo que más resalta es el simbolismo, por ejemplo: los ponchos de los hombres, hechos de lana o paño, son elaborados con la forma de montañas andinas; por su lado, la fachalina. que es utiliza por las mujeres se la ubica a un costado cuando la mujer es soltera y por delante cuando está casada.

Actualmente, el mundo reconoce la belleza e identidad en las prendas, que son comercializadas en la famosa “Plaza de los Ponchos”, ubicada en el centro de Otavalo y reconocida como el “Mercado indígena más grande de Latinoamérica”. Se encuentran variedad de tejidos y prendas elaboradas en cuero, además de artesanías de distintos lugares del país, con precios accesibles.

El poblado se engalana con las cascadas de Peguche y Taxopamba donde se disfruta de impresionantes saltos de agua transparentes. Así también el lago San Pablo,a pocos kilómetros de la ciudad, te ofrece una serie de actividades de aventura, bellas hosterías y restaurantes para admirar el ecosistema y dar rienda suelta a la sana diversión. Además, en la loma de “Pukara Alto” se encuentra las ruinas de un templo religioso pre-Inca, conocido como un centro energético donde hasta la actualidad se realizan rituales.

El apetito se despierta por ello te recomendamos saborear la exquisita gastronomía imbabureña. Una deliciosa fritada preparada con carne de cerdo, mote, tostado, papas, maduro y choclo de seguro conquistarán tu paladar. Las recetas con las que se prepara este platillo exquisito son una herencia de años que se transmite de generación a generación.

Otra delicia de esta zona, es la chicha fermentada con 7 variedades de maíz. Precisamente, esta bebida interviene en la principal celebración histórico-cultural de Otavalo, la fiesta del Yamor, donde se vincula los orígenes pre incaicos con la fe religiosa. Un acto simbólico que consolida la diversidad del pueblo, así como los granos del maíz en una mazorca.

Antiguamente, la elaboración de la chicha del Yamor estaba destinada para acompañar exclusivamente los grandes banquetes de los caciques. Sin embargo, a partir de 1953, se la instauró como una festividad para el agradecimiento por las cosechas y para la fraternidad del pueblo. Actualmente, cada año, a finales del mes de agosto, esta celebración congrega a miles de visitantes quienes encuentran en Otavalo el escenario ideal para disfrutar del folklore y descubrir su identidad.

Sin lugar a duda, este atractivo de la provincia de Imbabura te sorprenderá su interculturalidad, historia y tradición. No dejes de recorrerlo en tu viaje por Ecuador.

Entradas relacionadas

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *