Parque Nacional Cajas: un paraíso en las alturas

A 30 km. al oeste de la ciudad de Cuenca se encuentra uno de los sitios naturales de mayor belleza del Ecuador: el Parque Nacional Cajas (PNC). Sus características paisajísticas, el valor arqueológico de la zona, la riqueza de flora y fauna (en especial la endémica), adicional a los más de 4200 cuerpos de agua (entre charcas, lagunas y humedales) con los que cuenta aproximadamente, lo han convertido en Patrimonio Natural del Ecuador

Esta área protegida está bajo la administración de la Municipalidad de Cuenca, a través de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y saneamiento de Cuenca ETAPA EP, y de la Subgerencia de Gestión Ambiental y su Administración de Áreas Protegidas.

Es considerado un centro lacustre de gran importancia, por lo que la Convención Mundial de RAMSAR (2002), lo ha categorizado como un área de protección de humedales; de la misma manera, el PNC es reconocido como “Área de Importancia para la Conservación de Aves AICA o IBA” (del inglés Important Bird Area), desde al año 2003.

Adicionalmente, el Parque se constituye en una de las tres áreas núcleo de la Reserva de Biosfera Macizo Cajas, declarada por la UNESCO, en el año 2013, debido a la presencia de grandes recursos naturales de importancia para las futuras generaciones.

El parque está constituido, en su gran mayoría, por Bosque Pluvial Sub-Alpino (bp-SA) y por el Piso Alpino (p-A) conocido comúnmente como páramo. La mayor parte del Parque Nacional Cajas  está cubierto por este ecosistema muy valioso por sus características de endemismo. El suelo del páramo se encuentra recubierto por una gran capa de paja además de una gran variedad de plantas en forma de almohadilla, que se constituyen en verdaderos reservorios de agua en el suelo. También se encuentran un sinnúmero de especies de pequeños arbustos.

Fauna

En el Parque Nacional Cajas se registra la fauna característica de los páramos ecuatorianos constituida por mamíferos, aves, reptiles y anfibios. Se identifican entre 38 especies de mamíferos, pertenecientes a 17 familias, entre los que se cuentan venados de cola blanca, osos de anteojos, pumas, yaguarundí, venados del páramo, conejos de páramo, tapir andino, lobo del páramo, murciélagos andinos y especies introducidas como las llamas, alpacas y caballos. Cabe destacar que existe una especie muy peculiar de roedor, que es endémica del parque: el ratón de agua del Cajas.

Adicionalmente, el sistema lacustre del Parque Nacional Cajas actúa a manera de esponjas reguladoras del agua, generando hábitat para más de 20 especies de anfibios, peces y reptiles, destacándose las dos únicas especies sobrevivientes de Jambatos de altura (Atelopus exiguus y Atelopus nanay).

Aviturismo

En el Parque Nacional Cajas y sus alrededores se han encontrado más de 150 especies de aves; cifra no demasiado impresionante si se compara con la de los bosques tropicales de menor altitud, pero en los altos Andes, el valor de su diversidad radica principalmente en su composición de especies únicas. Entre las más importantes están el cóndor, caracara, gavilanes, halcones, tucanes andinos, gaviotas de páramo, colibríes, patos, urracas, cinclodes, etc.

El Parque Nacional Cajas es un verdadero paraíso para los observadores de aves. Además de encontrar aquí una fascinante especie de colibrí endémica de la zona, el Metalura Gorjivioleta (Metalura baroni), en algunas zonas como el bosque de Llaviucu pueden encontrarse fácilmente (en horas adecuadas) especies de aves que en otros lugares son muy difíciles de avistar, como lo son el picocono gigante (Conirostrum bingami), el somormujo plateado (Podiceps occipitalis), el tucán andino pechigris (Andigena hypoglauca), el azulito altoandino o xenodacnis (Xenodacnis parina), el colibrí Inca arco iris (Coeligena Iris), entre otras.

Créditos:Equipo técnico del Parque Nacional Cajas

Actividades

Con la asesoría de una operadora de turismo certificada, es posible realizar actividades como:

  • Pesca deportiva.
  • Escalada en roca.
  • Camping.
  • Avistamiento de aves.
  • Educación e interpretación ambiental.
  • Ruterismo y senderismo.

 

El Parque ha destinado 13 zonas de recreación turística, 5 para senderismo (fácil) y 8 para ruterismo (moderado – exigente).

Cómo llegar

Se debe tomar el bus Cooperativa Transporte Occidental en el Terminal Sur de Cuenca (sector de la Feria Libre); los horarios son 05h30, 06h15, 07h00, 10h20, 12h00, 13h30, 14h00, 16h00, 17h45. El costo del pasaje es de $2,00 hasta la entrada principal: La Toreadora.

También se puede tomar los buses con destino Cuenca – Guayaquil (vía El Cajas) desde el Terminal Terrestre (hay frecuencia cada hora).

Para el regreso, una vez terminada la visita se deberá tomar cualquier bus cuya dirección tenga como destino la ciudad de Cuenca.

Agradecemos la colaboración para la realización de este artículo, de Juan Carlos Quezada (Analista Técnico de Turismo, Administración de Áreas Protegidas Parque Nacional Cajas, Etapa EP) y Diego Maldonado (Guía Nacional de Turismo).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *