Pedernales donde las aventuras no tienen límite

#TePrometoEcuador volver a Manabí, tierra hermosa. Viaja con nuestro blog a este destino y conoce mi historia. Lo primero que hice al llegar a Pedernales, donde las aventuras no tienen límite, fue pedir un ceviche de camarones muy fresco. Fue la recomendación que me habían hecho varios amigos que ya conocían este cantón.

Sentada en un colorido comedor del malecón de este balneario, hice el pedido, y la verdad es que mis “asesores” tenían razón. En una bandeja grande con muchos camarones, cebolla y limón, todo deliciosamente oloroso me sirvieron ese manjar marino, acompañado de patacones calientes. Una delicia que doblega hasta el paladar más exigente.

Pedernales, es un hermoso balneario ubicado al norte manabita, la buena gastronomía solo es una parte de la aventura. Hay que estar bien alimentado para iniciar el recorrido por la playa y las montañas.

Entonces iniciamos. Un poco de bloqueador y nos vamos a disfrutar del mar, tan famoso por sus aguas color turquesa y siempre cálidas.

Nos encontramos con niños y adultos mayores, que se bañan sin riesgos, porque este lugar es preferido por sus aguas pacíficas y tranquilas.

Practicamos un poco de natación y también tomamos fotografías del paisaje.

La costa de Pedernales es inmensa con 54 kilómetros de playas. Entonces tomamos rumbo a la parroquia Cojimíes, por una vía en excelente estado, donde nos cautivan las inmensas y verdes palmeras de coco, cargadas con muchos de sus frutos.

La costa de Pedernales es inmensa con 54 kilómetros de playas. Entonces tomamos rumbo a la parroquia Cojimíes, por una vía en excelente estado, donde nos cautivan las inmensas y verdes palmeras de coco, cargadas con muchos de sus frutos.

En Cojimíes, la ubicación del pueblo se combina con el mar, ya que están al mismo nivel, formando un contraste admirable.

Las recomendaciones continúan,  visitamos el principal atractivo, la Isla del Amor, accedemos a través de un pequeño bote. Al llegar nos espera un paraíso de arena y vegetación, complementado con cangrejos que se reproducen por miles. Muchos aseguran que es lugar perfecto para los aventureros y sobre todo para enamorados que llegan a jurarse amor eterno.

Al siguiente día llegamos a la playa la Chorrera, donde contemplamos el trabajo de pesca artesanal. Luego degustamos exquisitos platos que se elaboran a orillas del mar. Muchos “cocinan” solo con limón y cerca de los manglares.

Y cerramos con broche de oro en una larga caminata por la Reserva Ecológica Mache Chindul, un bosque húmedo con cascadas, ríos y mucha vegetación. No queríamos salir.

Pedernales sin duda es un lugar paradisíaco donde uno siempre quiere regresar. Hoy descubrimos Ecuador desde casa, pero nuestra promesa es volver a este y todos los destinos del país que nos regalaron inolvidables experiencias. Organiza tus futuros viajes en: http://www.viajaecuador.com.ec/ 

Descarga en tu celular la guía de viaje, aquí encontrarás información útil: Guía turística Manabí

Inspírate con nuestro video

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *