Puerto Quito entre ríos y gastronomía

¿Sin planes para el fin de semana? ¡No te preocupes! Puerto Quito, ubicado a dos horas y media de la capital de Ecuador, ofrece una variedad de atractivos naturales, gastronómicos y culturales, perfectos para disfrutar con familia y amigos de unas lindas vacaciones o feriados.

¡El viaje empieza ahora! Desde Quito, tomamos la vía Calacalí — La Independencia, que une la provincia de Pichincha con Esmeraldas. Durante el recorrido podemos degustar ricos quesos, dulces y fritadas en Nanegalito, parroquia del Distrito Metropolitano. Después de unos minutos continuamos a nuestro destino, hermosos paisajes y una exuberante flora y fauna a los costados de la carretera nos acompañan.

¡Llegamos a Puerto Quito! Es momento de disfrutar de la naturaleza, en una cascada o balneario para refrescarnos después del viaje. Por la vía a Esmeraldas, nos dirigimos a Puerto Rico, sector donde sus habitantes se dedican a la agro industria; desde este lugar continuamos hasta el recinto Grupo Mieles y arribamos a la cascada Azul.

La cascada Azul tiene una caída de agua de 20 metros aproximadamente, que forma una piscina natural de 40 metros de diámetro, la practicar rappel y realizar fotografías, es parte de las actividades a realizarse en este sitio.

Después de conocer este maravilloso lugar, nos trasladamos hasta la Piedra de Vapor, sitio que se encuentra a 14 Km de Puerto Quito, en este lugar, se encuentra una roca gigante de forma piramidal, de por lo menos 8 metros de altura, sumergida en el río Blanco, contra la cual chocan las aguas de este majestuoso río y generan un tipo de nube que se que se esparce en el aire, de ahí su nombre “Piedra de Vapor”. Aquí se puede practicar pesca deportiva y deportes de aventura como el Kayak.

Puerto Quito, se caracteriza por acoger a ciudadanos que viajaron desde otras provincias para radicarse en este cantón, permitiendo resaltar sus tradiciones culturales y gastronómicas. Aquí se puede degustar guaña estofada, tilapia frita, encocado de pescado, gallina criolla y por su puesto un delicioso chocolate preparado con cacao fino de aroma.

Yo me quedé encantado de este hermoso destino turístico del país de los cuatro mundos. Te invito a visitarlo y disfrutar de la calidez de su gente y la belleza natural que se refleja en sus atractivos turísticos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *