¿Qué hacer en Chimbo?

Si planeas recorrer la zona andina del Ecuador, te recomendamos visitar Chimbo. Este cantón, ubicado en la provincia de Bolívar, es uno de los más antiguos del país. ¿Qué hacer? A continuación te damos algunos datos a considerar para que tu visita sea placentera.

San José de Chimbo es un poblado lleno de cultura e historia. Esta localidad resurgió como el ave fénix, al quedar en ruinas como consecuencia de un terremoto registrado en agosto de 1674.

Caminando por sus calles, las fachadas de las construcciones llaman la atención, por combinar un estilo de los Andes y la Costa. La razón es sencilla, la actual urbe fue levanta en los vestigios de la ciudad que formaba un paso muy importante entre ambas regiones. Actualmente, es fácil observar que el Centro Histórico cubre casi toda la localidad.

Chimbo es un pueblo laborioso y es una importante fuente micro empresarial, artesanal y socio-económica para la provincia de Bolívar. Aquí, se practica la asociatividad. Los pequeños emprendimientos generan empleo y recursos a las familias chimbeñas.

Las exquisiteces que ofrece son variadas, aunque la más importante es la elaboración de colaciones. Se trata de un dulce tradicional elaborado a base de azúcar blanca y maní que, posteriormente, es envasado en cartuchos de papel de forma cilíndrica. Algo más contundente para aplacar el hambre, el hornado de cerdo en horno de leña. El platillo tiene una tradición de más de 70 años, y el plato se acompaña de mote y una salsa a base de lechuga, cebolla colorada, sal y especias.

Además existe una variedad de platillos típicos como: pan de maíz, pambazo (pan integral elaborado con harina de trigo), cuy asado con papas, tortillas (de trigo y maíz), helados artesanales, confites, entre otros. Todas estas delicias culinarias se comercializan en el patio de comidas del mercado La Merced.

El pueblo está impregnado de una amplia riqueza cultural, con obras arquitectónicas de la época precolombina, un ejemplo muy palpable es la estructura de la Iglesia Matriz, construida en piedra, con técnicas artesanales. Así mismo, el Torreón que acoge al Reloj Público muestra la belleza arquitectónica que fue importado de Francia, en 1913. Con más de doscientos años de existencia, ¡todavía se mantiene en funcionamiento!

Otra actividad que dinamiza la economía de esta zona es la elaboración de “castillos encantados”, fabricados con alma de carrizo, y su quema constituye un espectáculo de belleza, luces y colores. También, en Chimbo fabrican guitarras y hermosos instrumentos con maderas finas. Sus poblares son reconocidos por la orfebrería, son talentosos y hábiles en la elaboración de tiestos, ollas, jarrones, y macetas, artículos hechos de barro.

Es un pueblo pequeño, pero con gran relevancia local y nacional. Aquí se ha establecido el famoso Santuario de la Virgen del Guayco, sitio religioso que cada año recibe a más de 100 mil visitantes, principalmente en el mes de septiembre, fecha que se realiza la peregrinación de la Virgen.

Chimbo es una caja de sorpresas. Así, el turismo deportivo también es un nicho importante. La tranquilidad de su población se ve alterada cuando se reciben a viajeros internacionales de Alemania, Canadá, Brasil, Colombia y Estados Unidos, quienes se auto convocan para participar en una de las carreras ciclísticas más importantes del país: la ruta ecológica Mama Rumi. La actividad, es la segunda más destacada en Suramérica, y es reconocida internacionalmente por NatGeo y Bike Magazine, por las competencias de Down Hill que convoca a figuras del ciclismo de montaña.

Chimbo, un pueblo que se levanta día a día gracias al esfuerzo y valor de sus habitantes; una localidad que te ofrece diversas opciones y alternativas que podrás conocer, recorrer y descubrir en tu visita a esta ciudad fundada por Sebastián de Benalcázar (1534).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *