Recorriendo la Catedral de los Volcanes

Un viaje al interior del país. En esta oportunidad será Tungurahua con su capital Ambato, más conocida como la “Tierra de la  Fruta y de  las Flores”. Una zona llena de maravillosos atractivos naturales, culturales, arquitectónicos y también históricos.

Lo que más llama la atención del visitante que inicia su recorrido por el lugar, son los caminos que cuentan con una excelente señalización, lo que permite adentrarse al maravilloso mundo de Tungurahua, la tierra del volcán activo, que lleva su mismo nombre.

Ambato, también conocida como la “Tierra de Los Tres Juanes”, es una ciudad amigable, llena de flores y monumentos preciosos. Su abundante elaboración de productos artesanales, primordialmente de cuero, enamoran al visitante.

Es un sitio donde la cultura ha ganado espacio y mantiene tradiciones de antaño.

La Casa y Mausoleo de Juan Montalvo, es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad que esperan al visitante; allí encontrará colecciones de piezas arqueológicas y manifestaciones científicas. Igualmente, vale la pena visitar la Casa de Montalvo donde  alberga una extraordinaria colección etnográfica.

Lo que hoy nos trae  a la “Tierra de los Tres Juanes” como también se la conoce por ser la cuna de hombres ilustres como Juan León Mera (ensayista, novelista, político, pintor y autor de la letra del Himno Nacional del Ecuador); Juan Montalvo (ensayista, novelista  de pensamiento liberal) , y, Juan Benigno Vela (combativo político, escritor y abogado que defendió siempre la libertad y la democracia).

La ciudad tiene una maravillosa Catedral, en cuyo interior se encuentra un Complejo Muralístico compuesto por cinco pinturas que se extienden en 1000 metros cuadrados, lo que le da el calificativo de ser el más grande de esas dimensiones y características del siglo XXI.

Para quienes visiten la Catedral de Ambato en la antesala del lugar, lo que primero les impresionará es un mural que podríamos catalogar como un saludo a la Naturaleza. Según nos cuenta su autor, el ambateño, David Moscoso E., este es un trabajo sintetiza lo que el visitante verá en el interior del templo.

La obra consiste en una cruz que está en la cima del mundo porque se ve todo el horizonte y el dominio o el triunfo de la naturaleza. Es una cruz hecha dentro de un tronco que no está muerto, sino que está floreciendo nuevamente.

Ya en el interior, nos encontramos con la cúpula principal, un inmenso mural que está a 60 metros de altura que retrata toda la belleza  de la “Avenida de los volcanes” y paisajes andinos.

Allí, la Catedral es el centro del universo y los volcanes están ubicados igual como se les ve, desde los cuatro puntos cardinales.

Algo que nos llamó la atención cuando nos ubicamos en cada uno de los pilares es que tuvimos la oportunidad de apreciar la cúpula en diferentes dimensiones y perspectivas, la misma que se va transformando, es decir que la cúpula deja ver sus distintos rostros según el punto de ubicación.

La estructura de la iglesia y sus pilares están bien ubicados en cada uno de los puntos cardinales y empezamos a ver al norte el volcán Cotopaxi, el Antisana, el  Cayambe, al sur se ve el Chimborazo, el Altar, hacia el oriente, el Tungurahua, Sangay, Reventador y al oeste se aprecia el Corazón y los picos del Pilisurco.

Esta visita es  un descubrir constante de la belleza de nuestras montañas en el mural en cinco fases distintas desde los cuatro puntos cardinales más la visión central.

El siguiente mural se llama el mural de Paula, es de arte figurativo y sintetiza la captura de la idea de la luz  donde se nota que el autor quiso rescatar los rayos de luz en torno a la Virgen, el mural se ubica en el ábside de la Catedral, a pesar que se nota el más sencillo en su concepción, el artista plástico señaló que tuvo que recurrir al uso de trucos ópticos, propios de la época del Renacimiento Italiano para lograr los efectos de rayos lumínicos paralelos en un pared curva.

En la parte superior del coro está ubicado el tondo (es una composición pictórica que está realizada en forma de disco), “Árbol de Josué”, que es un lienzo de cuatro metros de diámetro en el que  se puede apreciar a Jesús en forma de un árbol. Esta exclusiva muestra nos permite sentir una “conciliación” entre el dogma del catolicismo europeo y la cosmovisión andina, donde se representa a Dios como una figura natural y no humana.

Y en la parte superior del ingreso lateral a la catedral se ubica el otro tondo llamado “La Roca de Mateo” que presenta la imagen idealizada de la transformación espiritual junto a la representación de la antigua catedral como si fuera una aparición o un recuerdo.

Un artista amante de su país

No podíamos dejar la ciudad de Ambato sin antes conocer y dialogar con el artista plástico ambateño David Moscoso Estupiñan, cuyo trabajo ha trascendido fronteras, llegando  a Perú, Colombia, Brasil, Estados Unidos,  Francia, Inglaterra, Alemania, Australia, España, continente asiático y medio oriente  a través de la publicación de sus trabajo en la denominada como la mejor revista de arte del mundo “International Artist” dedicándole portada y 10 paginas centrales.  

Y como primera y única vez que se haya dedicado una reseña y entrevista a un artista vivo en las páginas de la guía turística mundial Lonely Planet, quienes calificaron ya a la “Catedral de los Volcanes” (2007) como el nuevo atractivo turístico que el Ecuador ofrece al mundo en el siglo 21. Distinciones en estas publicaciones mundiales que ningún artista latinoamericano había logrado antes.   

Al hablar sobre la técnica utilizada, el pintor ambateño nos cuenta que “a través de la investigación e innovación creo una técnica nueva de aplicación a los murales cuya base es el principio de la pintura mural tradicional pero tecnificada – este procedimiento llamo la atención de la casa Winsor & Newton de Londres que enviaron a su representante hasta la ciudad de Ambato (2006) a observar y constatar lo que allí se estaba realizando; a esto se suma la química de vanguardia que se utilizó”.

Explica que los pigmentos tienen incorporados elementos elásticos que le dan una característica de contracción y retracción a la pintura que ayuda a que esta no se llegue a quebrar y se desprenda de la superficie y haya daños futuros, ya que, sin duda, podría darse por condiciones externas de movimiento del edificio  o por condiciones meteorológicas.

David,  concluye que su obra no refleja la presencia del ser humano, ya que los humanos somos efímeros. Y que la naturaleza la que se ha mantenido y se mantendrá virtualmente inalterable y en ella está la imponente presencia de los volcanes.

El Vaticano en el año 2020 reconoció la obra del pintor ecuatoriano como el más claro y único ejemplo del nuevo precepto espiritual mundial por exaltar a la naturaleza como una manifestación de Dios en la Tierra  expresado en 8 páginas de la revista -“CULTURAS Y FE”-  del Consejo Pontificio para la Cultura y de la Pontificia Comisión de Arqueología Sagrada – y se llegó a este reporte por expresa invitación del ministro de cultura del vaticano  y presidente del citado consejo el -cardenal Gianfranco Ravasi-  y  que se distribuyó a todo el planeta a inicios de año.

Cabe mencionar que en este consejo recae la responsabilidad de mantener y catalogar todas las colecciones de arte del vaticano en las que se incluye obras de  Leonardo da Vinci y del mismo Miguel Ángel a través de sus obras universales como la Capilla Sixtina respectivamente.

Otros reportajes de medios de comunicación internacionales como la CNN, EFE, AT & T, Yahoo News,  entre otros han dedicado varios espacios en sus respectivos medios para dar a conocer y valorizar el trabajo del artista plástico ambateño quien manifiesta sobre su obra: “Tal vez equivale a redescubrir , rediseñar , reaprender y re enseñar el Humanismo de América al visitar y evidenciar la memora andina latente a el mundo de hoy a través de vivir y sentir en la mente Agua, Tierra ,Viento, Sol mezclándose en armonía perfecta.

En la Armonía Universal desde las hormigas hasta las estrellas, todos los seres tenemos un lugar, todos estamos formados por elementos químicos del mismo conjunto y sujetos a las mismas leyes naturales. Todos dependemos de todos.

Tener en mente que solo el hostil a la naturaleza puede ser hostil a otros humanos que son naturaleza también. Pasados, presentes y futuros lejanos y cercanos están entrelazándose a cada segundo con todas las formas del espacio”.

Tras este baño de arte y cultura dejamos a David Moscoso E., un ecuatoriano que ama cada rincón del país y que en cada lienzo o pared impregna nuestra cosmovisión y entorno para invitar al mundo a que vengan a descubrir Ecuador y sus Cuatro Mundos.

Conoce más sobre el artista David Moscoso

Video sugerido

Entradas relacionadas

Una respuesta

  1. I’m just commenting to let you be aware of what a wonderful discovery my wife’s daughter enjoyed reading your webblog. She realized several issues, including what it’s like to possess an ideal helping mood to let many others clearly know just exactly a variety of tricky subject matter. You truly did more than her expectations. Thanks for imparting the informative, trusted, explanatory and even unique guidance on your topic to Mary.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *