Una dulce experiencia con manjares ecuatorianos

Las 24 provincias de Ecuador cuentan con productos únicos que permiten disfrutar al país en pequeños bocados. Barras de chocolate, cocadas, alfajores, melcochas y bocadillos son una pequeña muestra del sabor dulce del País de los Cuatro Mundos. Viajar por el centro planeta es recorrer por tradiciones y gente emprendedora, que vio en los dulces una oportunidad de compartir su país con delicias para los paladares.

Cocadas: La materia prima de estas golosinas es el coco rallado. En la provincia de Esmeraldas varios pobladores las realizan combinándolas con maní, manjar y chocolate. Sin embargo, las más tradicionales son las blancas y negras. Los ingredientes que se utilizan para realizar estas delicias son: coco, panela, clavo de olor, canela, leche condensada y agua. En varios sitios para prepararlas se las cocina en gigantes pailas a leña, cuando alcanzan su punto ideal son cortadas al tamaño deseado para comercializarlas.

Alfajores: La provincia de Manabí produce golosinas tradicionales muy afamados en todo el Ecuador y el mundo. Entre los más representativos se encuentran los alfajores, que son dos galletas unidas con manjar de leche, chocolate y otros sabores. Varias familias del cantón Rocafuerte, dedican su vida a esta actividad, que se cree fue enseñada por religiosas que llegaron a la zona en tiempos pasados. Los dulces detienen a todos los viajeros que transitan por esta zona, quienes buscan saborear y deleitar el paladar con los sabores preparados a leña.

Bocadillos: La provincia de Loja, al sur del Ecuador, prepara varias golosinas que despiertan los sentidos de los viajeros con sabores y colores. Los bocadillos utilizan el jugo de caña, panela y el maní para mostrar las recetas legendarias. En fábricas artesanales se observa grandes pailas de bronce, que hierven con fuego de leña, y en su interior se observa el extracto de miel de caña, que hierve con la panela. El dulce concluye su composición con la incorporación de maní, que previamente fue tostado y molido. Las golosinas son comercializadas en los mercados lojanos.

Melcochas: En Alluriquí, provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, se preparan las dulces melcochas. Para preparar estas golosinas se necesita del jugo de caña, el cual es colocado a cocinar con agua en gigantes pailas calentadas a leña. La preparación debe llegar a un punto de ebullición adecuado para ser secadas, y finalmente son colocadas en ganchos de madera para oxigenarlas con movimientos fuertes. Actualmente se comercializan melcochas de color natural y con una variedad de colores, combinadas con nueces, maní y otros productos.

Chocolates: Ecuador es el mayor productor de cacao fino de aroma. En varias haciendas cacaoteras de los Andes, Costa del Pacífico y Amazonía se preparan deliciosas barras de chocolate, que son combinadas con varios frutos del país. Varios emprendimientos han desarrollado composiciones ácidas, dulces, picantes de chocolate, que son comercializadas en varios lugares del país. El cacao ecuatoriano es un símbolo de calidad en el mundo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *