Una escapada de fin de semana o vacaciones a La Troncal

Quienes vivimos en la región interandina del Ecuador, al llegar el periodo de vacaciones o quizá un fin de semana, buscamos lugares para escapar por un momento del frío. No necesariamente es la playa, porque existen lugares que ofrecen variadas actividades.   

Uno de esos lugares es La Troncal, un acogedor cantón ubicado en la provincia del Cañar. Admira los paisajes a lo largo del trayecto, que son de un mágico encanto.  De seguro encontrarás una parada para fotografiar amaneceres o atardeceres que te dejarán sin palabras, donde las montañas parecieran renacer de  entre las nubes con impactantes colores.

Al llegar al cantón hospédate en una de las hosterías ubicadas en el sector conocido como Cochancay, un pequeño y acogedor recinto con varios establecimientos de alojamiento. También puedes elegir un hotel u hostal, ubicados en el centro cantona.

Al llegar al destino, el delicioso clima hará que busques zambullirte en una de las piscinas de los balnearios u hosterías que existen en este cantón. ¡Te sentirás como pez en el agua!  Una terapia que renueva las energías.

Y la gastronomía es otra de las opciones. Degustarás exquisitos platillos como el bollo, caldo de gallina, guatita, encebollado, tilapia asada, acompañada de patacones, entre otras delicias, que incluyen mariscos como camarones y cangrejos.

Para los amantes del dulce, en la zona existen haciendas productoras de cacao con excelente calidad, sabor y aroma, ingrediente principal para elaborar “chocolate”. En estos lugares sé parte del fascinante proceso de producción y recorre por los sembríos frutales, en un ambiente campestre.

Si eres amante de las emociones extremas, practica parapente. El guía te llevará hacia el sector conocido como la Delicia, lugar dónde se iniciará tu aventura con una inducción para conocer los protocolos de seguridad, técnicas de aterrizaje y despegue a fin de que la experiencia se desarrolle de forma segura. 

Nunca olvidarás esa sensación de vacío en el estómago al despegar, la misma que se te quitará cuando empieces a disfrutar del espectacular paisaje conformado por una extensa planicie bañada por dos ríos y atravesada por una larga carretera, ¡una vista impresionante!

Y así entre balnearios, chocolate, aventura y naturaleza disfrutarás tu escapada del frío. Querrás repetirla cada vez que te quede tiempo libre, pues vivencias como ésta te revitalizan para continuar la ajetreada vida cotidiana. Todo esto lo haremos cuando retomemos los viajes con todas las medidas de bioseguridad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *