TURISMO SOSTENIBLE: CONSERVACIÓN Y DESARROLLO ARMÓNICO


Equilibrio es el término que engloba a las principales características del turismo sostenible. A nivel mundial este segmento de turismo está en auge, debido a las fuertes presiones que las actividades humanas, como el turismo, ejercen sobre los ecosistemas y las comunidades. Ecuador, al ser un país que alberga maravillosas riquezas biológicas y culturales, posee varias opciones de turismo sostenible en su territorio.

 

En septiembre 2015 tuvo lugar la ceremonia de entrega de los World Travel Awards 2015 (WTA) en Bogotá, Colombia. En cuanto a destinos, Quito fue elegido como el Destino Líderde Sudamérica y el Finch Bay Eco Hotel en Galápagos como Destino Verde Líder de Sudamérica. Respecto a hoteles, Mashpi Lodge, ubicado en el bosque nublado del Noroccidente de Pichincha, fue premiado como el Mejor hotel Verde de Ecuador, según el portal web de los WTA 2015.

 

Sostenibilidad

 

Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), los principios de sostenibilidad se refieren a aspectos: ambientales,económicos y socioculturales del desarrollo turístico, habiéndose de establecer un equilibrio adecuado entre esas tres dimensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo”, señala el portal web de la OMT.

 

Respecto al primer aspecto, se señala que el turismo sostenible debe “dar un uso óptimo a los recursos ambientales, que son un elemento fundamental del desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la diversidad biológica”, recalca el mismo portal.

 

El segundo tema es “respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y arquitectónicos y sus valores tradicionales y contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural”.

 

Finalmente, lo tercero es “asegurar unas actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes beneficios socio-económicos bien distribuidos, entre los que están empleos estables y obtención de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas que contribuyan a la reducción de la pobreza”, indica el portal de la OMT.

 

Un punto fundamental es que el turismo sostenible “debe reportar también un alto grado de satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa, que los haga más conscientes de la sostenibilidad y fomente en ellos unas prácticas turísticas sostenibles”, de acuerdo a la OMT.

 

Otro concepto es del portal web Eco inteligencia, que subraya la importancia de “atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social, lo que se conoce como Triple Vertiente de la Sostenibilidad”, señala.

 

Por otro lado, el Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC) por sus siglas en inglés, sustenta el concepto de turismo sostenible en cuatro criterios macro: manejo sostenible, impactos socioambientales, impactos culturales e impactos ambientales (incluyendo el consumo de recursos, la reducción de la contaminación y la conservación de la biodiversidad y los paisajes, según indica su portal web.

 

Turismo Sostenible en Ecuador

 

Mashpi Lodge - Pichincha

 

Al Noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito se encuentra Mashpi Lodge, situado en medio de los bosques nublados del Chocó - Darién, los cuales están considerados como “hot spots”: lugares donde existe una alta concentración de biodiversidad de fauna y flora. Habitan osos de anteojos, tigrillos, tapires andinos, pumas, quindes (colibríes), tucanes, búhos y otras 450 especies de aves, entre las principales. En cuanto a flora, se observan muchas plantas epifitas, tales como orquídeas y bromelias.

 

Mashpi Lodge es un sitio donde la comodidad y la conservación de la naturaleza se entrelazan.  “Mashpi es más que un Lodge cinco estrellas en la mitad de un fantástico bosque: fue concebido y planeado para brindar una experiencia de viaje única en su clase, donde los elementos materiales son el complemento perfecto para disfrutar de un inigualable y muy cercano contacto con la fauna, flora, geología, geografía, ecología, climas, paisajes y características históricas de este extraordinariamente biodiverso rincón del mundo, ahora protegido como Reserva Natural” señala el sitio web del establecimiento.

 

El Lodge fue construido con paredes de acero que fueron prefabricadas en Quito antes de ser transportados al Lodge, para minimizar el impacto en el bosque. El Lodge utiliza luces LED para reducir el consumo de energía. También utiliza luces amarillas para no atraer a los insectos por la noche. El Hotel trata las aguas residuales de forma biológica, utilizando sus residuos orgánicos y reciclando los residuos sólidos, de acuerdo a información obtenida en el portal web de Mashpi.

 

El Hotel trabaja con la comunidad local de Mashpi para la provisión de productos orgánicos de la zona. Esto reduce la huella de carbono y proporciona ingresos a la comunidad. El propósito del Lodge es que 80% de sus empleados sean de la comunidad local. Los guías de Mashpi son los mejores guías naturalistas en el país; varios de ellos son nativos y residentes de la zona, que puedan transmitir con pasión y entusiasmo su conocimiento de los bosques y la importancia mundial de la biodiversidad, según señala el sitio web del Lodge.

 

El proyecto Mashpi fue uno de los primeros en el país en participar en el programa gubernamental "Cree Ecuador", ideado por el Ministerio de Producción. Esto implica que el Ministerio invierte USD 1,5 millones del costo total del proyecto. A cambio, la empresa colaborará con el Ministerio para crear y apoyar una asociación local comunitaria en la que sus empleados posean un mínimo del 10% de las acciones de esta suma, según el portal web de Mashpi.

 

En Mashpi se pueden realizar caminatas en el bosque primario para observar la abundante flora y fauna del lugar, así como también existe una actividad que consiste en cruzar en bicicleta por lo alto del bosque (a la altura del canopy). Existen programas de 4 días, 3 noches y de 3 días, 2 noches.

 

Finch Bay Eco Hotel-Galápagos

 

Se sitúa en la Playa “de los Alemanes” en Puerto Ayora, isla Santa Cruz. Finch Bay posee varias medidas que lo convierten en el hotel más sostenible del archipiélago de Galápagos. Es el único hotel en las islas que posee su propia planta de tratamiento de aguas residuales. Tienen paneles solares, que reducen el consumo de energía entre el 50 y 70%, para calentar el agua, sensores de movimiento y aparatos eléctricos eco eficientes, según reseña el sitio web del hotel.

 

El aislamiento de las habitaciones ha sido adaptado para mantener el aire frío en el interior. Todos los suministros de jabón, detergente y shampoo son fabricados con ingredientes biodegradables. Por otro lado, el hotel clasifica sus desperdicios y recicla el plástico, vidrio, papel y cartón.  Los desperdicios orgánicos son utilizados como compostaje. 

 

El sistema de compostaje enriquece el huerto de vegetales, verduras y hierbas del hotel, lo que trae como consecuencia menos comida es transportada al hotel, reduciendo así su huella de carbono. Finch Bay No ofrece comida para llevar y tampoco se utilizan platos ni cubiertos desechables. Todos los alimentos y productos provienen de tiendas locales.

 

El hotel recolecta diariamente el agua de lluvia, para someterla a purificación para su posterior uso. Constantemente monitorean su sistema de tuberías para evitar fugas de agua. Por otro lado, Finch Bay ha plantado más de 500 árboles de mangle alrededor del hotel.

 

Napo Wildlife Center – Parque Nacional Yasuní

 

Está considerado como el eco lodge más lujoso de la Amazonía del Ecuador. Napo Wildlife Center  (NWC) se sitúa en la laguna Añangucocha, en la reserva indígena del pueblo Kichwa Añangu, propietario de 21.000 hectáreas de bosque lluvioso amazónico. Está situado dentro del Parque Nacional Yasuní.

 

Desde El Coca, Orellana, se viaja en una canoa motorizada durante dos horas por el Río Napo, hasta llegar a la entrada del canal de aguas negras de la comunidad Añangu, sitio donde los pasajeros se cambian a una canoa a remos. Hay varias actividades para realizar durante la estadía.

 

El Napo Wildlife Center es un buen ejemplo de proyecto de turismo sostenible debido a que la comunidad Kichwa de Añangu es propietaria y gestora del hotel, haciendo de este hotel un proyecto socialmente sostenible. Esto debido a que la comunidad se beneficia de las utilidades generadas por el funcionamiento del lujoso hotel.

 

La comunidad ha invertido en un exclusivo sistema, probablemente el mejor y más avanzado de la Amazonía ecuatoriana: todas las aguas residuales se procesan biológicamente para mantener los pantanos limpios. Por otro lado, la energía es generada por paneles solares, baterías industriales y generadores silenciosos, que componen un sistema eficiente con un mínimo impacto ambiental, señala el portal web del Lodge.

 

El Lodge ofrece varias actividades, entre ellas el ascenso a la torre de observación del “canopy” o piso ecológico superior del bosque; esta es la actividad principal en NWC. La torre tiene 40 metros de altura y está construida junto a un árbol. Al amanecer se pueden observar varias especies de animales: monos aulladores, capuchinos, osos perezosos, águilas harpías, tucanes, tangaras, hoatzines, entre las principales especies.

Share this post

Submit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn